El lavadero de piedra


Mi madre no vino al lavadero de piedra.

Nos llevó mi abuela
y nos contó
que ella bajaba entonces casi todos los días
a hacer la colada
que mojaba la ropa en la primera pila
que en la segunda la enjabonaba
que la frotaba contra la piedra del borde
y que hablaba con una
y que hablaba con otra
que se iban frotando ellas también
y que luego se tendían en casa
y que mientras
mi madre se bañaba en el río
o jugaba entra las sábanas
o se comía lo higos del huerto de la vecina.

Pero ese día
mi madre no vino al lavadero de piedra
porque no le daba
tiempo
a poner la lavadora.

Anuncios

3 Respuestas a “El lavadero de piedra

  1. Iñaki de Miguel Layana

    Historias de trapos y tripas. Cuando la vida era lenta.

  2. Gran humor el que destilas en este escrito Iván.
    Lo he publicado en Realidade Cero, espero que te guste.

    El lavadero de piedra … con Iván Rafael

    http://www.realidadecero.com/2013/09/realidade-cero-con-ivan-rafael.html

    Ahí puedes verlo, un saludo, Carlos Regalado

  3. Muchas gracias Carlos. Por todo. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s