Obleas

Nos decían que dios era el padre.

Nos decían que dios era el padre
y que era el hijo.

Nos decían que dios era el padre
y que era el hijo
y que era una paloma.

Nos decían que el hijo
-que era el padre-
había sido concebido por el padre
-que era el hijo-
por medio de la paloma
-que era el padre y que era el hijo-
sin cópula alguna
en el vientre de una mujer inmaculada
que era la madre
del hijo
del padre
y de la paloma.

Nos daban una oblea
y nos decían que nos comiéramos
a los tres.

Nos decían
que había que tener fe para tragárselos.

Y yo creía
hasta el momento en el que
el padre, el hijo y la paloma
se me quedaban
pegados al paladar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s