Archivo mensual: septiembre 2012

Las cuatro estaciones


Que si en abril aguas mil.
Que si en agosto se hace el mosto.
Que si en octubre la hoja se pudre.
Que si en diciembre la tierra se duerme.

Y llegas tú.

Con las cuatro estaciones
en un solo día.


Entiendo que quieras hacerlo salir por poniente


Entiendo que quieras hacerlo salir por poniente,
a la una de la madrugada incluso,
que luego quede fijo en posición cenital,
que irradie luz al mismo tiempo en todos los meridianos
y que brille,
que brille con fuerza sobre el mar y la tierra.

Entiendo que quieras hacerlo salir por poniente
y todo lo demás.

Ahora bien,
lo que te digo
es que espero la noche,
la noche estrellada y las lunas redondas
a lo sumo,
y danzar,
danzar en la penumbra sin raíces en los pies
ni semillas en la cabeza.

Eso
o dejar de ser un girasol.


Notas aclaratorias

Notas aclaratorias

Ya vienen

Ya vienen los agentes borrachos en su nombre.
Ya vienen los hampones abstemios en persona.
Ya vienen a derramar el vino que les compramos por el suelo
y a romper sus propias botellas de licores.

Ya vienen a decretar la Ley Seca
y a abrir sus bares clandestinos legalmente.

Si llegan,
esta misma noche quizá,
para confiscar los alambiques que ellos mismos fabricaron

esperaremos
con los labios brindando sin su alcohol
justo
antes
de destilarnos.

Revolución del 1 de septiembre

La Revolución ha sido el uno de septiembre
y he sido cómplice yo también.

Yo también he disuelto las asambleas destituidas.
He plegados las sillas plegables.
He cancelado el umbral de la cancela.
He barrido la barra del bar.

Yo también he clausurado los negocios prohibidos
y he pintado cruces con el filo de una llave
en el huerto, en el corral, en la bodega,
en la despensa, la leñera y los fogones.

Yo también uso la moneda como nueva moneda
y la tortilla de patatas,
equivalente a dos filetes de pollo empanados,
he dejado fuera de circulación.

He empuñado un reloj.
He escondido la chanclas.
He vestido el uniforme pret-a porter.
He depuesto mi azada, mi paellera o mi cuba.
He tirado a la pira los libros de la maleta.
He impuesto el toque de queda
y el estado de excepción.

Yo también…
Yo también me he levantado.
Yo también he marchado.
Yo también he colapsado la A3.

La Revolución ha sido el uno de septiembre
o cualquier otro día
y yo también.