Archivo mensual: julio 2012

¿Por qué lo llaman amor?

A mis amores de Moguer
(Voces del Extremo 2012. Poesía y Amor)

Amor,
¿tú sabes por qué lo llaman amor?

Si nos basta una comisura cerrada para abrir todo el alfabeto.

Si nos sobran las veintisiete letras.

Si nos entendemos con un párpado
y con una ceja.

Si te lo pregunto dibujando interrogantes entre tu cabello
y me lo respondes despejando del cuello tu melena.

Amor,
¿tú sabes por qué lo llaman amor?

Si antes de que nos abracemos
nuestros lunares saltan de cuerpo en cuerpo

Si después de abrazarnos
las cicatrices quedan reducidas a vulvas.

Amor,
¿tú sabes por qué lo llaman amor?

Si para quedarnos en ropa interior
nos despojamos lentamente de los tendones.

Amor
¿tú sabes por qué lo llaman amor
si estamos sudando tu y yo?

Si tu sudor es mi sudor
y viceversa.

Si nos pringamos el uno en el otro.
Y viceversa.

Si nos pringamos el uno con el otro,
el uno para el otro,
el uno del otro,
y viceversa y viceversa y viceversa.

Amor,
¿tú sabes por qué lo llaman amor?

Si me ofreces cada uno de tus poros como una vagina.

Si tomo cada una de tus vaginas
y te devoro cada uno de tus poros.

Si nos saciamos los dos.

Amor,
si lo consumamos en posiciones distintas
pero en la misma postura
¿tú sabes por qué lo llaman amor?

¿tú sabes por qué lo llaman amor
si hay una sola sábana mojando un solo colchón?

Amor,
si el placer ha sido mío si el placer ha sido tuyo si el placer ha sido nuestro
¿tú sabes por qué lo llaman amor
cuando quieren decir

solidaridad?

Amanecer en crisis

La cisterna del baño corriendo.
La luz del pasillo encendida.
Y la cama sin hacer.

Los pétalos sobre la moqueta.
Sobre la mesilla una nota:
Ha sido todo un placer.

Una nevera vacía.
Una maleta helada.
Una factura de hotel.

En la boca el eco de tu semen.
En las tripas un para siempre
que pronunciaste / ayer.

Trozos de tela

Hablando de trozos de tela
colgados de los balcones,
prefiero tus bragas tendidas
después de ondear
toda la noche.