Cuando he subido a la azotea

Hoy, cerca de las nueve y media
cuando he subido a la azotea
he visto sobre los tejados
sobresaliendo algunas manos.

Manos juntas formando cuencos
como si implorasen al cielo
y mendigasen cualquier cosa
que poder llevar a la boca.

Más tarde he caído en la cuenta
de haber subido a la azotea
nada más que atender la ropa.
Eran antenas parabólicas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s